Revestimientos de pared FAUS con diferentes medidas y acabados, ideales para cambiar el aspecto de tu cocina, salón y escalera. Con multitud de diseños y tonalidades, la gama de frisos FAUS Decor ofrece todo tipo de posibilidades al cliente, permitiéndole seleccionar el estilo que más se ajuste a la decoración del espacio interior.


Los frisos de pared FAUS poseen unas características técnicas únicas respecto al resto de productos que hay en el mercado. Gracias a la calidad del tablero MDF con tratamiento hidrófugo, los revestimientos de pared pueden ser utilizados en multitud de espacios, aportando un toque de elegancia y sofisticación.
Son una opción excelente que ayuda a cubrir las imperfecciones que pueda tener la pared, cualidad que no ofrecen los revestimientos de pared adhesivos, los revestimientos de pared autoadhesivos, ni los frisos vinílicos, mejorando las propiedades de la estancia ofreciendo un gran aislamiento acústico y térmico aportando calidez. Además, gracias a la tecnología TOUCH 3D exclusiva de FAUS, los revestimientos tienen un aspecto y textura como la madera, pero siendo un producto de precios más baratos. Puede ser instalado en el techo.


Los productos para paredes FAUS son el complemento ideal para cualquier espacio y estancia. Pueden ser utilizados para cambiar completamente el aspecto de la cocina, el salón, las habitaciones en incluso las escaleras (exceptuando los baños, puesto que no son aptos para ser instalados en paredes con humedad), contribuyendo a dar un aire de exclusividad y alta decoración.
La solución perfecta para afrontar todo tipo de proyectos. Un producto pensado hasta el mínimo detalle para que pueda abarcar su reforma con la mayor rapidez, versatilidad y calidad.


Todos los revestimientos de pared FAUS se instalan de una manera rápida, sencilla y sin la necesidad de realizar obras. Pueden montarse de manera tanto de manera vertical como horizontal y únicamente hay que seguir unos consejos para que el acabado sea perfecto.
Deben colocarse rastreles a lo largo de la pared de manera discontinua, para facilitar así la aireación. A continuación, se coloca la primera lama, empezando siempre por la esquina y manteniendo distancias mínimas con el suelo, el lateral y el techo.
Para rematar la instalación, disponemos de una amplia gama de complementos como son las cornisas, rinconeras, zócalos, cantoneras y multiángulos que permiten finalizar el montaje en las paredes, pudiendo dejarlos a media altura y en techos.

¿No encuentras
lo que buscas?

Descubre nuestro catálogo de productos completo. ¿Quieres verlos? ¿tocarlos? hay una tienda cerca de ti.